7 errores que tienes que evitar en el networking

El networking puede ser fundamental para conseguir un empleo o crecer laboralmente, pero la clave es cuidar de tu red de contactos y no cometer ciertos errores que hagan que desconfíen de ti.

Existen ciertos comportamientos que nos resultan habituales cuando nos encontramos con amigos o compañeros de trabajo con los que tenemos cierta confianza, sin embargo, debes cuidar ciertas conductas delante de tu red de contactos:

  1. Prometer algo que no podrás cumplir. Si te piden un favor y no estás segur@ de poder hacerlo no digas que sí de forma inmediata, es mejor poner una excusa. Piensa que si fuera al revés y alguien te promete algo que no cumplirá, no te sentaría bien.
  2. Comunicar sin personalizar. Cuando quieras entrar en contacto con alguien está bien que tengas una plantilla a la hora de escribirle un mail o una carta, pero trata de personalizarlas en la medida de lo posible sino, quién reciba tu email o carta tendrá la sensación de leer una newsletter.
  3. No dar suficiente información sobre ti. Cuando conoces a alguien es normal no ser totalmente abierto, pero tampoco debes ser hermético. Tienes que saber manejar la información e ir dándote a conocer poco a poco.
  4. Pensar sólo en tus objetivos. El networking es bidireccional, tú estás interesado en conocer a alguien y esa persona en conocerte a ti. Cuando estéis juntos, evita estar vendiéndote continuamente y escucha lo que te dice.
  5. Mantenerse en el mismo círculo. Siempre resulta más cómodo hablar con personas que ya conoces y mantener el contacto con ellos, pero debes dedicar tiempo a conocer a nuevas personas que pueden ser, por ejemplo, conocidos de tus contactos.
  6. Si tienes previsto acudir a un evento trata de ser puntual, no querrás ser esa persona que llega tarde y en la que todo el mundo se fija.
  7. Apostar sólo por el networking online. Aunque te sientas cómodo interactuando a través de las redes sociales, tener contacto físico con las personas es más importante de lo que piensas ya que la relación en el plano digital siempre suele ser más fría y cuesta mantener la atención del interlocutor a lo largo del tiempo porque igual que tú, entrará en contacto virtual con más personas y puedes caer en el olvido.