¿Cómo responderías a las “preguntas trampa”?

Cuando acudes a una entrevista, el objetivo del entrevistador es saber si tu perfil encaja con el puesto ofertado. Las preguntas sobre tu formación, tus defectos, tus virtudes o tus expectativas, dejarán paso a otras preguntas que según cómo las respondas, aunque no lo creas, pueden hacerte brillar en una entrevista.

Desde el OIE, queremos que tu entrevista sea todo un éxito por eso te vamos a decir 10 de las llamadas “preguntas trampas”, para que puedas prepararlas y nada te pille por sorpresa:

  1. ¿Qué es lo que te gusta de nuestra empresa?

La pregunta parece sencilla de responder pero lo que realmente quiere saber el entrevistador es si estás interesado en trabajar en la empresa o si sólo quieres incorporarte a ella para saber si te gusta el sector, por ejemplo. Que investigues sobre la empresa es clave para poder argumentar tu respuesta.

  1. ¿Qué es lo que estás buscando (laboralmente hablando)?

Esta pregunta tiene como objetivo que el entrevistador sepa cuáles son tus prioridades a nivel profesional: tener más experiencia, especializarte en un sector, etc.

  1. ¿Estás en algún otro proceso de selección?

Lo único que busca el entrevistador con esta cuestión es saber lo “cotizado” que estás laboralmente. Si estás en algún otro proceso y al entrevistador le parece interesante tu perfil para cubrir el puesto, es probable que el proceso se acelere.

  1. ¿Cómo reaccionarías ante situaciones de estrés?

Ante esta pregunta, nadie dirá que no sabe manejarse en este tipo de situaciones pero si no eres convincente con la respuesta, el entrevistador puede dudar sobre lo que le cuentes.

  1. ¿Cómo reaccionas ante las críticas?

El objetivo del entrevistador al plantearte esta cuestión es saber si eres una persona conflictiva, es decir, si tu jefe  o alguno de tus compañeros te dice algo que no te gusta, ¿te enfrentarías a ellos?

  1. ¿Cuáles son tus hobbies?

Esta pregunta ayuda al entrevistador a conocer tu personalidad, pero cuidado con inventarte respuestas ya que el entrevistador puede repreguntarte. Es decir, si le dices que te encanta leer, el entrevistador te puede preguntar por tu libro favorito y no sepas que contestar.

  1. ¿Cómo te definirías en una palabra?

Al igual que la cuestión anterior, con esta cuestión el reclutador también busca conocer tu personalidad. Ten en cuenta el puesto al que quieres incorporarte, ya que si, por ejemplo,  requiere ser creativo no puedes definirte como estricto.

  1. Dime tres puntos fuertes y tres puntos débiles

Cada puesto de trabajo requiere determinados requisitos por parte de los candidatos, por lo que con esta pregunta el entrevistador quiere saber si cumples con ello. Debes preparar tanto los puntos positivos como los negativos. No puedes decir que te sientes cómodo trabajando en equipo como punto fuerte y luego decir que te cuesta concentrarte con gente a tu alrededor.

  1. ¿Dónde te ves dentro de 5 años?

Está claro que con esta cuestión lo que el entrevistador quiere saber si eres una persona estable que busca mejorar en su carrera laboral o simplemente vas donde te lleva el viento.

  1. ¿Qué puedes aportar a nuestra empresa?

En tu respuesta debes resaltar tus capacidades, habilidades, conocimientos, aptitudes o logros que hagan que seas el candidato ideal para cubrir el puesto, pero ¡no alardees en exceso!