Fracasar para triunfar

Seguro que has escuchado en alguna ocasión eso de “antes de triunfar, tienes que fracasar”. Pero, ¿qué es fracasar? Simplemente es obtener un resultado diferente al esperado.  Partiendo de la base de que a nadie le gusta fracasar, lo cierto es que muchas personas que han triunfado en su carrera profesional, se han caído antes como le ocurrió hasta al mismísimo Steve Jobs. Lo importante es saber levantarse y aprender de los errores.

Si no consigues tus objetivos no significa que hayas hecho algo mal o que no valgas para ello, tómatelo como una nueva manera de tomar impulso. Un fracaso es algo que ocurre con más frecuencia de la que te imaginas y debes saber vivir con ello y sacarle el máximo partido, tratando de descubrir qué hiciste mal y ser consciente de ello para evitar cometer el mismo error.

Tener una mentalidad positiva es clave para conseguir transformar una mala experiencia en un éxito.  Por eso, aquí te damos una serie de consejos para lograrlo:

Sustituye la palabra “fracaso” por “experiencia”. Una oportunidad fallida es una oportunidad para aprender a conocerte más de ti mismo, tus capacidades y habilidades. La vida está llena de experiencias y ésta es una más.

No escondas tus fracasos. A nadie le gusta reconocer sus errores pero debes ser lo suficientemente valiente, asumiste un riesgo y no salió bien. Compartir tu experiencia con alguno de tus amigos o familiares puede servirte para recibir un buen consejo, si han vivido algo similar.

Mira hacia delante. Tras cada fracaso se aprende algo. No vivas justificándote que fallaste una vez para no pelear por el objetivo que te has marcado. Todos somos humanos y erramos pero el futuro está lleno de nuevas oportunidades.

Mantén tu objetivo. Que te hayas caído una vez, no significa que debas abandonar tu objetivo. No importa las veces que te caigas, sino las que te levantes. Antes de emprender de nuevo el camino, piensa si tienes bien definido tu objetivo y cuál puede ser la manera para lograrlo. Hay veces que caernos es lo mejor que nos puede pasar para darnos cuenta que no estamos siguiendo el camino marcado.

Como dijo Edison: “No he fracasado. He encontrado 10.000 soluciones que no funcionan”.