Hacia el cambio en tecnología educativa

El NMC Horizon Report: Educación Superior 2016, elaborado por NMC en colaboración con la EDUCAUSE Learning Initiative describe en una nueva  edición, la decimotercera, los resultados anuales del proyecto de investigación NMC Horizon, diseñado para identificar y describir las tecnologías emergentes que tienen un impacto en el aprendizaje, la enseñanza y la investigación en la educación.

En casi 60 páginas, se examinan 18 temas relacionados con las aplicaciones educativas de la tecnología. Seis tendencias clave, seis desafíos significativos y seis desarrollos importantes en la tecnología educativa que se sitúan directamente en la misión central de las universidades y  escuelas, y se detallan con una presentación concisa, objetiva y sin tecnicismos.

Las seis tendencias están organizadas en tres categorías relacionadas con su movimiento:

A corto plazo:

  • Crecimiento del enfoque sobre la medición del aprendizaje, describe un renovado interés en la evaluación y la gran variedad de métodos y herramientas que los educadores utilizan para evaluar, medir y documentar la preparación académica, el progreso del aprendizaje, la adquisición de habilidades y otras necesidades educativas de los estudiantes.
  • Incremento del uso del aprendizaje mixto o híbrido, que está aumentando en las universidades y escuelas a partir de las mejores prácticas en los métodos en línea y presencial.

A medio plazo:

  • Rediseño de los espacios de aprendizaje, cada vez más universidades están ayudando a implementar pedagogías y estrategias emergentes, reordenando los ambientes de aprendizaje para dar cabida a un aprendizaje más activo.
  • Cambio a enfoques de aprendizaje más profundos, entendidos como el dominio de contenidos que involucra a los estudiantes en el pensamiento crítico, solución de problemas, aprendizaje autónomo y colaborativo.

A largo plazo:

  • Avance en la cultura del cambio y la innovación, con el fin de engendrar innovación y adaptarse a las necesidades económicas, las instituciones de educación superior deben estructurarse de manera que permitan la flexibilidad y estimular la creatividad y el pensamiento empresarial.
  • Replantearse el funcionamiento de las instituciones, los modelos emergentes, como la formación híbrida y una educación basada en las competencias, revelan la ineficiencia de un sistema tradicional dirigido a estudiantes no tradicionales.

En el caso de los desafíos, debido a que no todos tienen el mismo alcance, se han clasificado en tres categorías según su naturaleza.

Solucionables, aquellos que se entienden y se sabe cómo solucionar:

  • Mezcla del aprendizaje formal e informal, formas menos habituales de aprendizaje recaen bajo la bandera del aprendizaje informal y sirven para mejorar la participación de los estudiantes, animándoles a seguir sus propias vías de aprendizaje e intereses.
  • Mejora de la alfabetización digital, con la presencia de Internet, los dispositivos móviles y otras tecnologías presentes en la educación, la visión tradicional de la alfabetización como la capacidad de leer y escribir se ha visto ampliada abarcando la comprensión de las herramientas digitales y la información.

Difíciles, aquellos que más o menos se entienden pero cuyas soluciones son aún imprecisas:

  • Modelos de educación en competencia, las instituciones están buscando maneras de proporcionar un servicio de alta calidad y más oportunidades de aprendizaje a menores costes.
  • Personalización del aprendizaje, referido a la gama de programas educativos, experiencias de aprendizaje, métodos de enseñanza y estrategias de apoyo académico que pretenden abordar las necesidades de aprendizaje, intereses, aspiraciones de los estudiantes.

Muy difíciles, requieren datos adicionales y reflexión antes de que las soluciones sean siquiera posibles:

  • Equilibrar nuestras vidas conectadas y no conectadas, las universidades y las escuelas tienen la tarea de fomentar un uso consciente y hacerles conscientes a los estudiantes de su huella digital y las consecuencias que comporta.
  • Mantener la importancia de la educación, imaginando nuevas formas de obtener un título universitario que proporcione al alumno habilidades específicas mientras se mantiene la formación ética y la credibilidad de la academia tradicional.

Los desarrollos en tecnología probablemente dirigirán la toma de decisiones y la planificación tecnológica en los próximos cinco años. Están ordenadas en tres categorías relacionadas temporalmente:

A corto plazo (un año o menos):

  • Trae tu propio dispositivo (BYOD): Bring Your Own Device, hace referencia a la práctica de llevar tus propios ordenadores personales, tablets, smartphones u otros dispositivos móviles al entorno de aprendizaje o trabajo.
  • Analítica de aprendizaje y aprendizaje adaptativo, es la aplicación educativa de analítica web dirigida a un perfil de alumnos, un proceso de recopilación y análisis de datos sobre la interacción individual de los estudiantes con las actividades de aprendizaje online.

A medio plazo (de 2 a 3 años):

  • Realidad aumentada y virtual, ambas tecnologías flexibles de inmersión fomentan resultados educativos parecidos, aportando a los alumnos un alto nivel cognitivo a medida que alcanzan nuevas perspectivas sobre los datos básicos.
  • Markerspaces, talleres informales ubicados en las instalaciones de la comunidad o instituciones educativas, donde la gente se reúne para crear prototipos o productos do it yourself en colaboración.

A largo plazo (de 4 a 5 años):

  • Informática afectiva, relacionada con la idea de que los seres humanos pueden programar máquinas que reconozcan, interpreten, procesen y simulen la gama de emociones humanas.
  • Robótica, referida al diseño y aplicación de robots, máquinas que realizan una serie de tareas automatizadas.