Los Millenials, una generación comprometida con la empresa en la que trabajan

La percepción que un empleado tiene sobre su desarrollo profesional comienza a disminuir progresivamente a partir del primer año hasta que, al llegar al quinto, sólo 1 de cada 4 está satisfecho con su empleo, según el estudio de The Cocktail Analysis. Es más, según este informe, es durante el tercer año cuando ‘la pasión’ de los trabajadores de la llamada Generación Millennial con su compañía comienza a descender.

Ésta es una de las conclusiones que se desprenden del estudio en el que han participado 400 profesionales entre 25 y 35 años que trabajan en empresas de más de 100 empleados.

Otra de las conclusiones de este informe es que los Millennials se sienten más comprometidos que satisfechos. Aunque el compromiso con la empresa queda por encima de la satisfacción (6,74 vs 5,98), ésta se sitúa en una media de 6, con más del 50% con valores de 7 o más. No obstante, quiénes tienen mayores oportunidades laborales presentan un mayor compromiso, lo que hace que su captación puede ser más compleja, pero su vínculo sea mayor, revela el estudio.

Entre los motivos que llevan a los Millennials a elegir su trabajo se encuentra el salario y la motivación, pero se mantienen en su puesto por la cultura y los valores de la empresa o por la relación con sus jefes.

En este sentido, el estudio señala que a mayor nivel salarial o menor tiempo trabajando en la empresa, mayor es la satisfacción, que alcanza una media de 6,91 sobre 10 en los que ingresan más de 40.000 euros, y un 7,25 en los que llevan menos de 6 meses trabajando en la empresa.

Además, la relación tanto con compañeros como con los jefes es el aspecto con el que más satisfecho están mientras que el salario es el factor que menos satisfacción les genera.

Por último, desde The Cocktail Analysis apuntan que, si una empresa quiere tener satisfechos a sus trabajadores millennials, éstas deben cuidar la cultura y los valores de la organización, sin olvidarse de la relación que mantienen con los superiores. Cualquier cambio en la satisfacción de estos aspectos impacta en la satisfacción general.