No te agobies con la búsqueda de prácticas

Llevas semanas buscando prácticas donde poder demostrar todo lo aprendido como estudiante pero la espera, la falta de noticias o la incertidumbre de no saber cuándo lo conseguirás te están generando cierta ansiedad.

Sin embargo, que sientas angustia e intranquilidad no supone necesariamente algo negativo. Es simplemente un mecanismo humano de adaptación que te ayuda a superar ciertos momentos difíciles de la vida, como puede ser éste.

Y es que es posible que hayas oído en varias ocasiones que buscar trabajo, o prácticas en este caso, es un trabajo en sí mismo. Es una etapa por la que todos hemos pasado, y en la que hay invertir tiempo y, por supuesto, paciencia.  Mantener a raya esa ansiedad que puede generarte la situación es tu objetivo y un buen modo para lograrlo es aprovechar el tiempo libre del que dispones, añadiendo nuevas rutinas para sacar el máximo partido a tu día.

Desde el OIE, te animamos a poner en marcha estas recomendaciones para que la búsqueda de prácticas sea más llevadera:

  • Planifica tu día a día: Haz un horario cada día y cúmplelo. Dedica diariamente un tiempo limitado a la búsqueda de prácticas, a formarte, a practicar deporte, etc. haz cosas diferentes que te mantengan ocupado y te hagan sentir activo.
  • Márcate metas y expectativas realistas: En la búsqueda de prácticas dedicamos mucho esfuerzo y no siempre obtenemos los resultados deseados tan rápido como quisiéramos, ya que en muchas ocasiones, es algo que no depende de nosotros. Por eso, intenta marcarte objetivos que estén a tu alcance y sobre acciones que dependan de ti, como por ejemplo inscribirte diariamente en una oferta o mantener actualizado tu curriculum.
  • Mens sana in corpore sano: Practicar deporte te ayudará a librarte del estrés, a mejorar la autoestima y a sentirte mejor contigo mism@. Si acudes a un gimnasio o practicas algún deporte de equipo podrás conocer gente, y quién sabe si puede ser el punto de partida para lograr un empleo en el futuro.
  • Se optimista: Mantén tu entusiasmo, sé positivo y optimista y conseguirás lo que te propongas si crees en ello. No dejes que la negatividad te invada en los momentos de debilidad.
  • Busca apoyo: Si te sientes agobiado, busca a un amigo o un familiar dispuesto a escucharte. Te sentirás aliviado y contarás con un punto de vista diferente al tuyo que puede servirte para ver las cosas de otra manera.

Ten en cuenta estos consejos y verás como ¡tu próximo trabajo está a la vuelta de la esquina!