¿Sabes que es mindfulness?

Diariamente estamos expuestos a multitud de estímulos e interrupciones que afectan a nuestra atención y disminuyen nuestra concentración. Entre sus consecuencias está el bajo rendimiento, el estado de alerta constante o la dificultad de concentrarse. Una de las técnicas más efectivas para combatir esto es el mindfulness, que es utilizado por las empresas para incrementar los niveles de productividad de sus trabajadores.

Adecco Training, la división del Grupo Adecco, especializada en integrar soluciones de formación y desarrollo con la estrategia empresarial, ha analizado el impacto del mindfulness en la productividad de los trabajadores basándose en encuestas realizadas a empresas y trabajadores.

Pero, ¿qué es el mindfulness? Se trata de un recurso que consiste en enseñar al cerebro a poner el foco en una sola función, para que pueda dedicarle una atención plena.

En nuestro país, la práctica de mindfulness es aún minoritaria. Según la encuesta realizada por Adecco Training, sólo un 5% de los trabajadores españoles lo practica, a pesar de sus múltiples beneficios como el incremento de la productividad en torno a un 20%.

Se calcula que cada trabajador pierde, de media, alrededor de una hora y media al día en distracciones, lo que supone unas ocho horas a la semana, es decir, cada trabajador desaprovecha el 20% de su jornada laboral.  Quien practica esta técnica es capaz de recuperar el 100% del tiempo que antes perdía a causa del déficit de atención y podría recuperar ese 20% de la jornada laboral que antes no aprovechaba.

Además, el mindfulness también sirve para reducir la sensación de estrés en el trabajo. El 65% de los trabajadores afirma tener mayor sensación de calma y relax en su puesto de trabajo.

Sin embargo, los efectos del mindfulness no se perciben de forma inmediata, sino que se aprecian ocho semanas después de la puesta en práctica de esta técnica y una vez adquiridas unas pautas, el mindfulness tiene también otros beneficios en quien lo practica:

  • Mejora del rendimiento: Incrementa y mejora el razonamiento verbal y la memoria, por lo que se convierte en una buena herramienta para ampliar las funciones cognitivas.
  • Facilita la recuperación ante el estrés: No sólo disminuye los niveles de estrés de los trabajadores, sino que, además, reduce los tiempos de recuperación tras un período de estrés.
  • Facilita el trabajo: La práctica continuada de mindfulness hace a las personas menos críticas con los demás y mejora su capacidad de escucha, lo que se traduce en una mayor capacidad de trabajo en equipo.
  • Disminuye las bajas por incapacidad temporal: No sólo las relativas a estrés, sino también las causadas por resfriados e infecciones respiratorias, disminuyendo el tiempo y la gravedad de éstos.
  • Mejora la inteligencia emocional: Este tipo de meditación ayuda a gestionar el dolor y las emociones de forma más eficaz.
  • Mejora el sueño: La reducción de estrés y la mejora en el control de las emociones pueden tener beneficios sobre el sueño.
  • Incrementa la eficacia: Al aumentar la concentración y la atención, la memoria y la gestión emocional, el trabajador se siente mucho más capacitado en la toma de decisiones y le hará una persona más productiva y eficaz en el trabajo.