Contrato indefinido ¿Qué es?

Cuando la empresa contrata a un trabajador debe, por obligación, redactar un documento de trabajo formal donde se especifican todas las competencias correspondientes a la plaza y los derechos de los que gozará el empleado, entre otros detalles importantes, concernientes a la relación laboral. Este acuerdo protege a ambas partes en el caso de desacuerdos o incumplimientos de las obligaciones legales.

Existen muchos tipos de contrato que varían de acuerdo a la oferta de trabajo correspondiente, entre los cuales es posible destacar dos grupos: los que tienen fecha de término y los que son por tiempo indefinido.

¿Qué es el contrato indefinido?

El contrato indefinido se realiza cuando una empresa acuerda con el empleado que podrá disponer de sus servicios profesionales sin que estos tengan límite de tiempo o fecha de caducidad. Generalmente, este permanece en vigencia hasta que alguna de las dos partes decide darlo por finalizado.

Este tipo de contrato se diferencia fundamentalmente de otros acuerdos legales entre la empresa y el trabajador, en que no detalla requisitos específicos para cubrir el puesto o las prestaciones a realizar.

La diferencia más importante es la manera de darle fin a este tipo de contrato, pues cuando son de tipo definido la empresa solo debe esperar a que llegue la fecha tope, en cambio los contratos que son atemporales requieren aplicar otros mecanismos legales.

Las contrataciones pueden hacerse de manera oral, pero el trabajador debe exigir que el contrato se realice por escrito, ya que esto deja clara la situación laboral del empleado en caso de cualquier eventualidad.

contrato indefinido

Tipos de contrato indefinido ordinario

El contrato indefinido puede ser de jornada completa o parcial, también existe la modalidad de fijo discontinuo.

Jornada completa

En este contrato se establece que el trabajador realice una jornada diaria entera, donde las funciones y obligaciones de la plaza de trabajo deben ser de las principales en la empresa y no una actividad esporádica.

Jornada Parcial

Establece que las horas de trabajo del empleado corresponderán a la mitad de la jornada diaria, generalmente el horario se determina en un convenio entre las partes.

Fijo discontinuo

Bajo este concepto se permite a la empresa realizar la contratación de un trabajador por tiempo indefinido, durante períodos específicos del año. Un ejemplo de este tipo de contrato son los que dependen directamente de la temporada, como las cosechas o el sector turístico.

Beneficios del contrato indefinido

El contrato indefinido contribuye con el bienestar laboral del empleado y es de uso frecuente, ya que genera más confianza en el trabajador, quien siente que debe comprometerse más con la empresa y eso se traduce en mayor rendimiento.

Para el trabajador es el tipo de contrato que le ofrece más beneficios, entre ellos se destaca la indemnización que recibe el empleado cuando la empresa da por finalizado el contrato y lo despide.

Por el contrario, si es el trabajador quien quiere dar por terminada la relación laboral, se denomina baja voluntaria. En este caso pierde su derecho a recibir la cantidad que le corresponde en la indemnización.

Casos de Despido

En estos casos el trabajador por contrato indefinido puede recibir hasta dos tipos de indemnizaciones. La ley estipula que el empleado que es despedido por razones justificadas tiene derecho a recibir una bonificación de 20 días por cada año que ha trabajado para la empresa.

Si se determina que el despido es de tipo improcedente, la empresa deberá cancelarle al empleado la cantidad de 33 días por año.

Las empresas también gozan de beneficios cuando se inclinan por las contrataciones indefinidas, tales como bonificaciones fiscales por parte de las instituciones del estado.

Puntos importantes a considerar

Los contratos indefinidos son considerados como una medida que aumenta las fuentes de empleo. Por otra parte, los trabajadores ven como un inconveniente el hecho de que al aceptar un contrato indefinido el período de prueba dura un año, tiempo en el cual la empresa puede despedir a un trabajador sin preaviso, además de que no recibe indemnización.

Cabe destacar la importancia de que se especifiquen con lujo de detalles las cláusulas que regularán la relación laboral, como: las horas de trabajo, el tipo de jornada, el lugar donde se llevará a cabo la actividad (en el caso de la modalidad de trabajo a distancia) y otros elementos importantes relacionados con la ejecución de la actividad laboral.

Si en el contrato la duración no está definida de forma clara, se tomará como indefinido y a jornada laboral completa.

Los contratos de tiempo parcial deben especificar especialmente el número de horas a trabajar, su distribución durante la jornada y el pago que se recibirá por el trabajo realizado.

Contrato indefinido bonificado

Este tipo de contrato tiene como objetivo beneficiar a los trabajadores que estén desempleados al momento, así como a todos los que estuvieron durante un largo período bajo la figura de un contrato temporal y necesiten mejorar su situación laboral.

Para que el contrato indefinido bonificado pueda llevarse a cabo, habrá que presentarlo por escrito, de acuerdo a los lineamientos del modelo específico indefinido, nunca temporal.

En el caso de determinarse un período de prueba, el plazo máximo para este lapso será establecido por el contrato colectivo vigente. Si no existen implicaciones en este sentido, la duración de este período es de un máximo de 6 meses para los trabajadores titulados y de 2 meses para los que no cuenten con educación superior.

Como ejemplo de los contratos de este tipo de uso más frecuente, pueden mencionarse los siguientes casos:

  • El contrato del trabajador cuya jornada es inferior al tiempo completo.
  • Cuando se contratan trabajadores con más de 45 años.
  • Cuando la persona está desempleada y tiene cargas familiares comprobables.

¿Cómo renunciar a un contrato indefinido?

Si el trabajador decide abandonar el puesto de trabajo sin notificar oportunamente a la empresa, tal y como se estipula, la empresa debe contactar al empleado para tener conocimiento de la situación que ha generado su ausencia.

Si transcurren tres días y el empleado no se ha reincorporado, la empresa emite una comunicación de carácter legal donde le advierte que de no presentarse de inmediato se considerará su baja voluntaria o un despido disciplinario por ausencia injustificada.

Si la empresa lleva a cabo la opción de despido disciplinario el empleado puede solicitar una prestación por desempleo, lo cual trae como consecuencia que quede en una situación indefinida, pues la empresa no está obligada a otorgar el finiquito.

En caso de baja voluntaria

El abandono del puesto de trabajo generará que el trabajador pierda su derecho a la indemnización, ya que no se procedió a avisar previamente a la empresa sobre su intención de retirarse.

Si se produce la baja voluntaria y se comienza con el período de preaviso, el trabajador puede reconsiderar su decisión y continuar en su posición laboral sin que esto genere inconvenientes. En el caso de que la empresa no acepte la voluntad del trabajador, este puede solicitar una demanda por despido improcedente.

Cuando se acuerda una baja voluntaria, el trabajador tiene derecho a la cancelación de los montos que se le adeudan de acuerdo al finiquito, tales como vacaciones, pagas extra y demás obligaciones contractuales.

La falta del preaviso

Generalmente se consideran 15 días como lapso para el preaviso, al término de los cuales se da por culminada la relación laboral entre las partes.

Cuando esto no ocurre, la empresa descontará la cantidad correspondiente del monto del finiquito e incluso llevará a reclamo legal los días de ausencia del preaviso.

¿Cómo pasar a contrato indefinido?

Para realizar la conversión de un contrato temporal o de formación a uno de tipo indefinido se debe producir un acuerdo entre las partes, lo cual se lleva a cabo para que la relación laboral continúe, pero sin fecha de finalización establecida.

Existen casos en los cuales los contratos se convierten de inmediato a indefinidos, esto sucede cuando tienen detalles ambiguos o mal redactados. Por ejemplo, en el caso de que el trabajador no haya tenido el alta en la Seguridad Social, una vez finalizado el período de prueba.

De manera similar ocurre cuando se trata de un contrato de servicio por obra en el que dicho servicio no se especifique o se continúe realizando el mismo trabajo luego de la fecha del contrato inicial.

Otra causa puede ser cuando no se identifica plenamente en un trabajo eventual el motivo del contrato al trabajador. Al tratarse de un trabajador que esté realizando un reemplazo y en el contrato no se especifica a quién sustituye, lo mismo ocurre cuando el trabajador sustituido se reincorpora a la empresa y el interino sigue trabajando para la misma.

En caso de que los contratos temporales que hayan superado el tiempo legal establecido según convenio, generalmente la empresa otorgará al trabajador un nuevo contrato donde se indique la condición de fijo.

Si esto no sucede, no es un impedimento legal para que el empleado sea considerado como indefinido. De hecho el empleado puede interponer una papeleta de conciliación, que de no generar un acuerdo, dará como resultado una demanda laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *