Funciones de una dependienta/o

Una dependienta o dependiente es la persona encargada de hacer funcionar adecuadamente un negocio y atender a los clientes, esto significa que las funciones de una dependienta están estrechamente vinculadas a la atención al público y la resolución de cualquier imprevisto que se presente.

¿Qué es una dependienta o dependiente?

Una dependienta o dependiente es una persona que cuenta con la capacidad de resolver cualquier inconveniente que se presente en el negocio del cual se encarga, además de gestionar el área de ventas, atención al cliente y más.

Básicamente se trata de una persona proactiva, capaz de mantener en marcha un negocio independientemente de su tipo.

En general, el dependiente o dependienta es un experto en ventas y puede que haya sido formado para ello, ya sea a nivel profesional o a través de cursos realizados especialmente para la venta de artículos concretos. Además, la formación en ventas puede haber sido adquirida a nivel particular o bien mediante la empresa o negocio para la cual trabaja.

Funciones de una dependienta

Otro aspecto resaltante de este importante cargo, es que quien lo desempeñe debe tener conocimiento de los productos que vende, lo que se relaciona directamente a su capacidad de atender a los clientes y resolver cualquier inconveniente. En situaciones como orientar a los clientes sobre las características de un producto, el trabajo de una dependienta es ideal.

Este cargo es muy común en los negocios a pequeña y mediana escala, los cuales suelen ofrecer a sus clientes una atención más personalizada que las grandes industrias. El puesto de dependiente o dependienta suele ganarse por mérito y tiempo de dedicación, de modo que es un cargo realmente envidiable.

Algunas grandes industrias suelen contar con la figura de dependienta, sin embargo no cuentan con un único cargo de este tipo, sino que suelen tener uno por cada departamento.

Algunos ejemplos de negocios en los que podrás encontrar con seguridad una dependienta o dependiente son tiendas de ropa, calzado, carnicerías y otros, cuyo principio de atención al cliente es tradicional y personalizado.

Funciones de una dependienta o dependiente

Aunque ya hemos comentado las funciones generales de una dependienta o dependiente, es importante describir de manera detallada aquellas que se derivan de la atención al cliente, las ventas y la resolución de inconvenientes.

  • Aclarar dudas: Gracias a que una dependienta o dependiente es una persona experta en los productos que se venden en el negocio del cual se encarga, resolver las dudas que se les presenten a los clientes es parte importante de sus funciones y además ofrecerles información de valor sobre los productos que se venden.
  • Brindar asesoría: Este es otro aspecto estrechamente ligado al conocimiento de la dependienta de un negocio y se basa en poder ofrecer a los clientes ayuda, orientación y recomendaciones sobre qué productos debe comprar, en qué cantidad, de qué color y mucho más. En resumen, asesorar con su conocimiento a los clientes para que puedan satisfacer sus necesidades al adquirir los productos en venta.
  • Realizar devoluciones: Existen ocasiones en que los clientes pueden solicitar una devolución, ya sea por un error al comprar el producto o simplemente porque no están conformes con su compra. Cualquiera que sea el motivo, parte de las funciones de la dependienta o dependiente es procesar dicha devolución y velar por el cumplimiento de las políticas de la empresa en el proceso.
  • Concretar ventas: Gracias a sus habilidades como vendedor o vendedora, entre las funciones de una dependienta o dependiente está convencer a los potenciales clientes para que compren, valiéndose de sus conocimientos acerca de los productos en combinación con la asesoría y las técnicas de atención al cliente que maneja. Esto se traduce en generar mayor cantidad de ventas al negocio.
  • Gestionar pagos: Dependiendo de la escala y la naturaleza del negocio, una dependienta o dependiente puede desempeñar ocasionalmente o permanentemente las funciones de una cajera, que implican realizar cobros, manejar la caja registradora, emitir facturas de compra y más.

Funciones particulares de una dependienta o dependiente de tienda

Cuando se trata de un negocio de venta de ropa o calzado, siempre se requieren características adicionales en el dependiente o dependienta, esto significa que además de todo su conocimiento, debe contar con amabilidad, encanto, tacto, respeto y empatía para poder tratar de manera cordial a los clientes y efectuar un mayor número de ventas.

En este tipo de tiendas la dependienta suele tener una gran variedad de funciones, entre las cuales se destacan:

  • Recibir a los clientes que ingresan al lugar.
  • Escuchar lo que el cliente tiene para decir.
  • Procurar satisfacer las necesidades del cliente con respecto a los productos.
  • Informar y orientar al cliente sobre los productos que darán mayor respuesta a sus necesidades.
  • Realizar labores de inventario de la tienda.
  • Organizar el almacén.
  • Etiquetar adecuadamente los productos.
  • Atender a las quejas y reclamos de los clientes.
  • Fidelizar con su trato y ventas a los clientes.
  • Brindar a los clientes atención personalizada y amable.

Funciones particulares de una dependienta o dependiente de perfumería

En una perfumería las funciones de una dependienta o dependiente pueden ser un tanto diferentes a las que se realizan en una tienda, algunas de las principales son:

  • Velar por la organización y aspecto de la perfumería, esto significa que la dependienta o dependiente deberá asegurarse de que todo esté limpio y en su lugar, para que el cliente pueda tener una experiencia agradable al comprar.
  • Comercializar los productos, lo que significa que también se encarga de concretar ventas.
  • Reponer y disponer del stock, esto implica recibir los productos de la tienda, despachar pedidos, realizar inventario, solicitar productos para reponer el stock y más.
  • Brindar asesoría a los clientes, además de recibirlos y atenderlos es necesario que los clientes puedan ser asesorados en base a sus necesidades y esto forma parte de las funciones de la dependienta.
  • Suplir puestos ausentes, en caso de que algún otro empleado falte, como una vendedora o cajera, el dependiente o dependienta está en la capacidad de ocupar dicho puesto o de designar a alguna persona que pueda ocuparlo para asegurarse de que el negocio pueda continuar de forma efectiva la jornada laboral.
  • Cierre del negocio, al finalizar la jornada el dependiente suele encargarse de realizar el cierre de caja, velar porque todo quede apagado, ordenado y por último cerrar el establecimiento, de igual forma suele encargarse de la apertura en la siguiente jornada laboral.

¿Cómo ser una dependienta o dependiente?

En principio no es necesario contar con una formación académica especializada para ocupar este puesto, sin embargo es necesario tener talento y las habilidades requeridas para desempeñar un buen papel en el cargo.

Además existen negocios en los que se ofrecen cursos de formación que ayudan a la persona a alcanzar más fácilmente dicho cargo.

Un aspecto que sí se requiere es conocer a cabalidad los productos que el negocio ofrece a la venta, con la intención de poder desempeñar adecuadamente las funciones del cargo de dependiente.

Adicionalmente, si se trata de lugares donde acuden los turistas, una buena habilidad es dominar idiomas como el inglés para facilitar la atención al cliente.

¿Cuánto gana una dependienta o dependiente?

Aunque esta cifra suele variar dependiendo de cada negocio, como referencia podemos decirte que los ingresos de este cargo rondan alrededor de los 1.000 euros al año.

Sin embargo, ten presente que esto es solo una cifra referencial y que el salario puede variar de acuerdo al negocio, ciudad, país y muchos otros factores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *