Los grupos profesionales

En el ambiente laboral los trabajadores desempeñan distintas tareas y existe una marcada diferencia en cuanto a los requisitos para cubrir cada vacante, las funciones a realizar y los salarios a devengar. Los grupos profesionales se encargan de clasificar a los empleados de acuerdo a las competencias y responsabilidades que tienen en su puesto de trabajo.

¿Cuál es la diferencia entre categorías y grupos profesionales?

La Reforma Laboral que entró en vigencia desde el año 2012 efectuó un cambio importante, lo que antes se denominaba “Categorías profesionales” ahora se conoce como “grupo profesional”.

Además del cambio en esta denominación, en las categorías profesionales la clasificación que se establecía para un trabajador era más definida y contaba con parámetros específicos para cada empleado.

Esta definición estaba conformada usualmente por el título, los estudios, la capacitación del trabajador y su perfil profesional, de acuerdo esto se le ubicaba en una clasificación preestablecida.

grupos profesionales

En los grupos profesionales, en cambio, existen estructuras más flexibles y hay más amplitud para puestos de trabajo diferentes. En este sentido, también se toman en cuenta las aptitudes del empleado y las características de la plaza de trabajo que ocupará.

Esto quiere decir que anteriormente un licenciado pertenecía a la categoría profesional de los titulados universitarios, sin tomar en cuenta las funciones a realizar en el cargo a ocupar, contrariamente a lo que sucede en la actualidad con los grupos profesionales, en donde será clasificado según las funciones que realizará en su puesto de trabajo.

Aunque han perdido vigencia legal, las clasificaciones según las categorías profesionales se siguen utilizando, particularmente en los Convenios Colectivos que todavía tienen validez ante la ley.

Los grupos profesionales

Se enfocan en la clasificación de los trabajadores dentro de la empresa, basados en sus aptitudes, habilidades y capacidades, las cuales deben ser acordes a las funciones inherentes al cargo a desempeñar. Con esto se pretende promover la igualdad en la contratación de los trabajadores para un puesto laboral vacante.

Asimismo los grupos profesionales permiten una movilidad funcional dentro de la empresa, la cual consiste en cambiar el puesto de trabajo de un empleado debido a las necesidades y la estructura organizativa de la misma.

Actualmente los puestos de trabajo se dividen en grupos de profesionales: uno es formado de acuerdo a lo establecido en los Convenios Colectivos, otro grupo se somete al criterio de clasificación de la empresa y un tercero es propuesto por los representantes de los trabajadores.

La idea general de esta clasificación en los grupos profesionales es evitar cualquier tipo de discriminación que se pueda llevar a cabo de manera directa o indirecta hacia los aspirantes al cargo.

Los grupos profesionales comprenden una clasificación lo suficientemente amplia como para que se puedan establecer subgrupos, con la intención de que se especifiquen las funciones, capacidades y aptitudes de los empleados, las cuales se necesitan para desempeñar un puesto de trabajo en concreto.

¿Cómo se clasifica a una persona en un grupo profesional?

En teoría, la empresa y el trabajador llegan a un acuerdo sobre el grupo profesional al cual pertenecerá una vez que se incorpore a la plantilla de trabajadores.

Aunque en realidad al momento de firmar el contrato de trabajo este tiene ya establecido el puesto vacante, así como las funciones y responsabilidades inherentes al cargo y correspondientes a las establecidas para el grupo profesional.

En caso de que el grupo profesional no esté estipulado en el contrato, se deben verificar las características del puesto que se va a ocupar, así como las funciones que deben realizarse en dicho puesto.

Cuando se han determinado las competencias del cargo, es necesario verificar en el Convenio Colectivo (el cual tiene descripciones de todo lo concerniente a las funciones, títulos y otros aspectos de los puestos de trabajo) para identificar a qué grupo profesional corresponde el cargo en cuestión.

Si las funciones a desempeñar abarcan varios grupos dentro de la clasificación, el empleado pertenecerá al grupo que le dedique más tiempo durante la jornada laboral.

¿Qué funciones se pueden desempeñar dentro del grupo profesional?

Si la empresa cambia al trabajador de plaza laboral, de manera análoga cambiarán sus funciones dentro de la empresa. Si estos cambios se llevan a cabo entre cargos laborales que pertenezcan al mismo grupo profesional, el trabajador está en la obligación de aceptar el cambio, ya que se encuentra en el marco de sus opciones laborales dentro de la empresa.

Para efectuar este cambio la empresa no está obligada a justificar los motivos por los cuales se produce, pero debe respetar en todo momento la integridad personal y profesional del trabajador. Además es necesario que las titulaciones que se requieran para el nuevo cargo se correspondan con aquellas que el trabajador posea.

Los cambios entre funciones laborales y la capacidad de la empresa para asignar distintas funciones a los empleados, siempre manteniéndose dentro del mismo grupo profesional, son algunas de las razones por las que se instauró la Reforma Laboral del 2012, la cual facilita todo el proceso al sustituir las categorías profesionales por la clasificación actual y vigente de los grupos profesionales.

Al eliminar las categorías específicas y sustituirlas por grupos más amplios, se incrementan las posibilidades de la empresa para cambiar las funciones que realizan los empleados, siempre y cuando se realice dentro del mismo grupo profesional.

¿Por qué es importante conocer tu grupo profesional?

Para un trabajador es importante saber cuál es el grupo profesional al que pertenece, ya que algunos aspectos de su perfil laboral dentro de la empresa dependen de esta clasificación.

  • Las funciones laborales del empleado deben estar claramente establecidas, pues esta información es necesaria en caso de que se presente una movilidad funcional.
  • Las tablas salariales que están establecidas por los Convenios Colectivos se determinan según los grupos profesionales. Además, algunos beneficios de los que puede disfrutar un trabajador, se cobrarán dependiendo del grupo al que pertenezca.
  • En caso de que el empleado recién haya obtenido un título y trabaje mediante un contrato de prácticas, el Convenio Colectivo puede limitar la firma de este tipo de contrato en algunos grupos de profesionales.
  • Uno de los beneficios a los que tiene derecho un empleado con discapacidad incluye la posibilidad de cambiar su centro de trabajo, en el caso de que exista uno más cercano a su residencia. No obstante, esto solo será posible si en el lugar donde se solicita el cambio existe una vacante del grupo profesional correspondiente.
  • La empresa tiene la obligación de habilitar políticas de inserción laboral de las mujeres en los grupos profesionales donde su participación sea menor.
  • Los trabajadores que deban cambiar de domicilio debido a hechos de violencia de género o cualquier otro tipo, tienen derecho y preferencia cuando se abra una vacante en otro centro de trabajo de la empresa, si se encuentra en el mismo grupo profesional.
  • Si el empleado está disfrutando de un período de excedencia por cuidado de un hijo o familiar, tiene la posibilidad de volver al mismo puesto que tenía mientras transcurre el primer año de este permiso especial, luego de transcurrido este tiempo, su derecho solo abarca a un puesto en el mismo grupo profesional.
  • En caso de que el trabajador esté disfrutando de una excedencia voluntaria y quiera tramitar su reinserción, tiene derecho y preferencia cuando en la empresa se tenga una vacante del mismo grupo profesional.
  • La cotización de los montos mínimos y máximos del seguro social, dependen directamente del grupo de cotización al que pertenezca el trabajador.

El procedimiento Judicial de reconocimiento del grupo profesional

Cuando un empleado se encuentra en un grupo profesional que no le corresponde, pero está desempeñando un cargo donde se realizan funciones concernientes a un grupo superior, se puede realizar un trámite judicial para que se reconozca el puesto que realmente ocupa. Esto usualmente deriva en el beneficio de un salario más alto del que se está devengando.

Para dar inicio a este tipo de procedimiento, es necesario realizar un informe detallando las funciones que el trabajador realiza diariamente, el cual es generado por los representantes de los trabajadores.

Si no se llega a un acuerdo con la empresa respecto al establecimiento del grupo profesional, se deberá presentar una papeleta de conciliación, luego para tratar de llegar a un acuerdo se realiza un acto de conciliación entre las partes y si todavía no se logra, se entabla una demanda ante los juzgados correspondientes.

De manera similar, este procedimiento se puede iniciar cuando la empresa realiza una movilidad funcional del trabajador, pero este lleva desarrollando las funciones que corresponden a un grupo profesional superior en un período que esté dentro de los 6 meses a 1 año o de 8 meses en un lapso de 2 años.

¿Es necesaria una titulación para acceder a un grupo profesional concreto?

Actualmente tener un título no es un indicativo formal del grupo profesional al cual se esté clasificado y corresponda pertenecer, ya que esto incumbe a las capacidades y características laborales que tenga el empleado.

Los convenios colectivos establecen contar con una titulación como requisito para pertenecer a un grupo profesional en particular. Esto quiere decir que tener un título no te hace miembro de un grupo profesional automáticamente, pero la falta de este puede limitar a un empleado a que ascienda a grupos superiores en su ejercicio laboral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *