Pagas extras: ¿Cómo, cuándo y por qué se abonan?

Todo empleado tiene derecho a las pagas extras que se abonan en ocasiones especiales y determinadas bajo convenio. Estas gratificaciones mejoran sustancialmente el salario de un trabajador, entrando en los beneficios contractuales que disfrutará realizando su jornada laboral.

¿Qué es una paga extra?

Una paga extra se refiere a una remuneración salarial adicional al sueldo base mensual que tiene un empleado. Es un beneficio que se ha establecido por ley y el monto de la misma se establece de acuerdo a los contratos colectivos y otros beneficios que disfrute el trabajador de una empresa privada o del Estado.

Cada paga extra debe ser igual al salario base que le corresponda a cada empleado, según su categoría profesional y su experiencia laboral. No es aceptable legalmente que el monto de la paga sea inferior al Salario Mínimo Interprofesional.

En el estatuto de los trabajadores se indica que todos los empleados tienen derecho a dos pagas extraordinarias, generalmente una de ellas se cobra cercana a la temporada de navidad y la otra se rige por convenio previo y estatutos en el contrato colectivo con los representantes de la empresa y los representantes legales de los trabajadores. Normalmente se paga en verano.

pagas extras

¿Cuánto se cobra en paga extra?

El monto de la paga extra está determinado por el convenio colectivo, no por el Estatuto de Trabajadores, generalmente se tiene como fórmula establecida el salario base que devenga el trabajador multiplicado por treinta días. De este monto, el empleado tiene derecho al 100% si ha trabajado de manera ininterrumpida por un lapso de un año.

En caso de que el trabajador se haya retirado antes de cumplir con este lapso, se procederá a determinar cuánto le corresponde por el período cumplido, para esto se tiene en cuenta si este beneficio de ley se cobra semestral o anual, a fin de establecer la cantidad que se le pagará de manera proporcional a su tiempo de trabajo.

Cuando un trabajador devenga este pago extra de manera semestral, se cobrará el 100%, incluso si se ha retirado antes del año.

El trabajador cobrará las pagas extras como una nómina más, cabe destacar que están sujetas a retenciones de IRPF y de cotizaciones. Sin embargo en la nómina no se verán reflejadas las cotizaciones, ya que el descuento de los pagos extras se realiza de manera mensual durante un año.

¿Cómo se calcula el prorrateo de las pagas extra?

Las pagas extras se pueden cancelar dos veces al año, aunque generalmente se pueden prorratear, las bonificaciones extraordinarias tendrán la misma cantidad en cualquier caso, pues se trata del mismo monto.

Un prorrateo implica que el monto total correspondiente se repartirá entre los 12 meses del año, con lo cual se fraccionará y se le abonará al trabajador en la nómina mensual.

La fórmula para determinar y verificar el monto que te están pagando, consiste en dividir el sueldo base entre 12 y multiplicar esa cantidad por dos. Esto da como resultado el monto fraccionado que debes tener cada mes por este concepto. En tu recibo de nómina se verá reflejada en un pago conjunto (pagas extra) o por separado indicando a qué período pertenece.

Cuando una persona quiere negociar un sueldo, lo más conveniente es manejar las cifras del salario bruto anual, lo cual da como resultado que tanto en los casos en los que te prorratean las pagas como en los que no, el capital siga siendo el mismo, aunque el monto mensual varíe.

Las obligaciones tributarias del trabajador se descuentan del monto en bruto obtenido de este cálculo cuando le corresponde cotizar del salario neto.

Las pagas extra son una peculiaridad española

En el año 1945 se decretó de manera constitucional el pago del aguinaldo navideño. Este pago se estableció con el objetivo de que los trabajadores tuvieran la posibilidad de celebrar de manera digna la temporada de navidad, lo cual sucedió en tiempos duros de hambre y miseria, vividos durante la época de la postguerra.

Dos años más tarde, a esta paga extra le siguió un nuevo beneficio llamado la paga de Julio, la cual conmemoraba el golpe de estado del año 1936.

Poco a poco estos pagos se hicieron costumbre, hasta consolidarse como un beneficio para el trabajador que obliga a la empresa a pagar estas gratificaciones establecidas en el Estatuto de los Trabajadores, para estar dentro del marco de la legalidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *