Prorrateo de las pagas extras

Las pagas extraordinarias son un beneficio de ley para el trabajador y forman parte de la retribución que efectúa la empresa para la cual se trabaja. La gran diferencia es que, aunque forma parte del salario, no se obtiene cada mes sino que se puede disponer del monto completo en ciertos momentos del año, a menos que se llegue a un acuerdo de prorrateo entre el trabajador y la empresa.

¿Qué es prorratear?

Prorratear consiste en realizar el cómputo de la división de las dos pagas, añadidas al sueldo que se devenga mensualmente, las cuales son establecidas según la ley, representando un beneficio importante que mejora significativamente los ingresos del trabajador.

Cuando un trabajador está en negociaciones con una empresa para determinar sus beneficios salariales, es de suma importancia que se tome en cuenta el monto anual del salario.

Prorrateo de las pagas extras

Con este número definido se pueden plantear las cantidades que sean justas para ambas partes, efectuando un cálculo exacto y correcto, que luego se dividirá entre el número de pagos que le corresponden al trabajador.

Al realizar un prorrateo de esta cantidad, el monto total de esta paga extra se divide entre los doce meses del año, dando como resultado que ocurra un incremento del monto mensual a devengar por el empleado. Es decir, si el monto total tiene un prorrateo de las pagas extras, se recibirá todos los meses una parte de las mismas hasta que se cancele completamente la cantidad convenida.

Cabe destacar la importancia en el monto de las cantidades adicionales al sueldo mensual, pues para efectuar los cálculos de prorrateo de manera correcta se toma en cuenta el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), ya que el monto que abona la empresa como paga adicional al empleado no puede ser menor del Salario Mínimo Interprofesional para una jornada completa.

En el caso de que el trabajador lleve solo unos meses trabajando, en el momento en que le toque el beneficio de la bonificación se le efectúa un pago correspondiente al monto proporcional al tiempo que lleva trabajando, es decir al total de la paga extra dividido por los 12 meses del año y multiplicado por el tiempo que lleva como empleado de la empresa.

Ventajas del prorrateo de las pagas extras

El resultado del prorrateo correcto de las pagas extras del trabajador incrementa el salario mensual, dando como resultado que este sea más atractivo para el empleado.

Para realizar un prorrateo justo es esencial negociar el monto en bruto del sueldo al año, de esta manera tanto el empleado como la empresa pueden comparar cuánto se recibe mensualmente sin tomar en cuenta el número de pagos que se realicen durante este lapso. Esto le da a ambas partes un punto de comparación entre las dos modalidades de pago, es decir con o sin prorratear.

En el caso de que las pagas extras estén prorrateadas, el salario sólo se ve incrementado (usualmente es el doble de la cantidad devengada mensualmente) solo dos veces al año, generalmente es un pago que se efectúa para la temporada de fin de año o navidad y otra al comenzar la temporada de verano.

Las empresas a veces recurren a otorgar beneficios salariales a sus empleados como parte de un paquete laboral atractivo, adicionando pagas extras a sus trabajadores en diferentes momentos del año. Las empresas que optan por ofrecer este tipo de beneficios son las que no prorratean el salario de sus trabajadores.

De acuerdo al marco legal, estas bonificaciones se consideran montos adicionales que la empresa otorga al trabajador, son diferentes según sea el caso y no pueden formar parte de la negociación de lo que es efectivamente el monto del salario del empleado.

¿Quién establece el prorrateo?

El prorrateo de las pagas extras se establecen por la empresa, según los convenios que se hayan establecido previamente, determinando el número de pagas adicionales durante el año laboral y si son prorrateadas o no.

Los empleados tienen diferentes preferencias en cuanto el tipo de pago que reciben, de esta forma se encuentran aquellos que ven con agrado un convenio laboral donde las pagas extras sean canceladas todos los meses, pues hace el salario más alto; otros en cambio prefieren recibir un pago engrosado dos veces al año para administrarse debidamente.

Un trabajador no puede exigir a la empresa que lo contrata la manera en que se le cancelarán las pagas adicionales, por el contrario debe acogerse a lo que ya está establecido en la empresa. No obstante se puede solicitar la opción de su preferencia debidamente justificada, la cual puede ser tomada en cuenta o negada definitivamente.

¿Qué sucede en caso de despido?

En caso de que el contrato del trabajador sea finalizado por parte de la empresa y su despido sea justificado, el monto final de la cancelación de las pagas extraordinarias debe estar detallado en el finiquito. Esta cantidad debe ser la misma si se adoptó la opción de pagas prorrateadas o no.

Singularidades de las pagas extras en el mercado de trabajo español

Las bonificaciones que otorga la empresa o también llamadas ‘pagas extras’ son básicamente una singularidad de los salarios en España.

Es una tradición que data de hace muchos años, ya que durante la época Franquista correspondiente al período inmediato de la postguerra se comenzó a otorgar un beneficio económico a los esforzados trabajadores, quienes esperaban con ansias la temporada navideña y el mes de Julio para disponer de un monto extra sobre los ingresos familiares.

Desde estos días en la historia del país y hasta la fecha, se siguió realizando este pago creando de la constancia una costumbre y luego un derecho del cual el trabajador sale claramente beneficiado.

Desde estos lejanos inicios, los pagos extraordinarios han cambiado su naturaleza, puesto que ya no tienen un concepto de regalo o gratificación bondadosa por parte del jefe o de la empresa, ya que es un pago extraordinario que se debe cancelar al empleado por ley.

El monto del pago se determina con un cálculo matemático simple, que representa la división del salario bruto que devenga el empleado de manera anual, entre catorce pagos mensuales.

Cabe destacar que la idea fundamental es que el trabajador reciba el mismo salario anual en bruto, tanto si se le prorratean sus pagas extras como si recibe los pagos extraordinarios por separado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *