¿Qué es la conciliación laboral?

La conciliación laboral consiste en llegar a un acuerdo entre el trabajador y el empleado, con respecto a los términos y condiciones en los cuales se da por finalizada la relación laboral.

La importancia de no estar conforme con las razones que generan el despido, radica en que el trabajador puede tomar acciones legales y demandar a la empresa cuando no considera que haya recibido un trato justo.

Existen muchos aspectos que deben dejarse en claro a la hora de que la empresa despida al trabajador definitivamente. Por ejemplo, si el trabajador alega que la empresa no le está cancelando debidamente los pagos que se le deben de acuerdo al contrato laboral previo, puede realizar un reclamo formal ante la ley.

El trabajador puede efectuar esta acción de reclamo con cualquier aspecto del finiquito con el que no esté de acuerdo, que sea válido legalmente y donde se demuestre que los derechos del trabajador han sido violentados.

conciliación laboral

Por los motivos que sean, la emisión de un documento de conciliación laboral le da la oportunidad a las partes involucradas de solventar sus diferencias. Tanto el trabajador como el representante de la empresa deben reunirse con el documento de conciliación y deben estar presentes de manera obligatoria en el acto.

Aspectos importantes de la conciliación laboral

La conciliación laboral es un acto que consiste en la reunión del trabajador despedido con las autoridades de la empresa, para que de manera planificada, ordenada y con espíritu conciliatorio se puedan resolver las diferencias que se consideren convenientes, con la finalidad de evitar la serie de trámites que suelen realizarse cuando no hay acuerdo y se debe celebrar un juicio.

En los casos donde el trabajador tiene la firme convicción de que demandará a la empresa, es un requisito obligatorio la presentación de la papeleta de conciliación dentro de un plazo que está establecido en 20 días, luego de que el trabajador ha recibido la notificación de despido.

Las entidades que se dedican al arbitraje y la conciliación entre las empresas y los empleados despedidos han fijado medidas excepcionales en aspectos importantes como los plazos de presentación, siendo una opción la alternativa virtual.

Para asistir a una reunión de conciliación no es un requisito imprescindible estar representado por un abogado, por supuesto que eso solo aplica en los casos donde el trabajador está lo suficientemente informado sobre su situación y tiene claro lo que puede esperar del proceso de conciliación.

Si no es tu caso, mejor contrata un abogado que te asesore sobre los beneficios que puedes obtener y los derechos que debes defender.

Si el trabajador afectado no quiere o no puede estar para presentar la demanda, la papeleta de conciliación se puede enviar con otra persona, previa notificación a un notario público.

El letrado conciliador es la figura que representa la autoridad en el acto de conciliación, es quien se ocupa de redactar un acta donde se deja constancia de los acuerdos a los que se llegue en la reunión conciliatoria. Además se ocupa de que los derechos del trabajador sean respetados en todo momento.

La función del letrado conciliador en la reunión es tomar nota para dejar constancia imparcial de los detalles de la misma, negociar y llegar a un acuerdo para finalizar el conflicto.

El conflicto planteado en el acta puede resolverse mediante diferentes vías, para llegar a una conclusión final del mismo:

  • Desistimiento: Es cuando no se presentan al acto conciliatorio ni el trabajador, ni su representante.
  • Con avenencia: Cuando las partes han expuesto sus puntos y se ha llegado a un acuerdo entre ambos.
  • Sin avenencia: Cuando a pesar de los esfuerzos, no se llega a ningún acuerdo entre las partes.
  • Sin efecto: Cuando la empresa no se presenta a la reunión.

En los casos donde se vaya a proceder a demandar a la empresa por no llegar a un acuerdo o porque los representantes de esta nunca asistieron a la reunión, el acta de conciliación es un documento que se anexa a la demanda para continuar con el proceso de reclamo hasta llegar al juicio.

La papeleta de conciliación

La papeleta de conciliación es un documento que se redacta con todos los detalles necesarios para realizar los trámites ante las organizaciones que se encargan de los servicios de mediación, arbitraje y acuerdos para los efectos legales.

En este documento se debe exponer de manera específica el motivo de tu reclamo, incluyendo las razones debidamente justificadas sobre el por qué no consideras justo el monto final que cancelan por el despido o por considerar que las circunstancias de la finalización de tu contrato no son las más beneficiosas para ti como empleado.

En relación a los plazos para que se pueda presentar la papeleta de conciliación, en casos de despido se contará desde el día en que la empresa entrega la notificación de despido del trabajador hasta 20 días después. Luego de que se ha cumplido este lapso, el empleado no tiene derecho a realizar ningún reclamo.

Cuando el empleado presenta la papeleta para comenzar con el proceso de conciliación, este plazo se detiene. Si luego de la reunión entre las partes no se llega a ningún acuerdo, el conteo de los días del plazo se reanuda con la finalidad de darle un marco a los trámites de la demanda dentro de los 20 días que restan, en los que se debe realizar el acto de conciliación.

¿Qué es el SMAC?

SMAC son las siglas de Servicios de Medición, Arbitraje y Conciliación, conformando al organismo encargado de atender los requerimientos de las personas que acuden con la intención de lograr una conciliación laboral.

Este organismo será el garante del encuentro entre las partes que están en conflicto, incluyendo al letrado conciliador, quien será testigo activo de la firma del acta con las conclusiones del acto. Es el SMAC quien determina la fecha, la hora y lugar de celebración del acto conciliatorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *